errores contables de los autonomos

Es un hecho que desde el Gobierno, y más concretamente desde el Ministerio de Hacienda, se tiene puesto el foco en la batalla contra el fraude fiscal. Si hay un sector especialmente vigilado por la administración, es el de los trabajadores autónomos. Es evidente que la presión de la Agencia Tributaria es cada vez mayor, ya que en honor a la verdad, es en este colectivo en el que la economía sumergida suele estar más extendida.

Dicho esto, debemos también romper una lanza en favor de los autónomos, ya que en muchas ocasiones son sancionados por causas que podrían haberse evitado, más aun cuando no han sido ni siquiera intencionadas.

Se trata de errores habituales que se cometen por dejadez, negligencia, o simplemente desconocimiento.

Siempre es recomendable ponerse en manos de una asesoría de confianza que pueda resolver aquellas dudas que pueden llevar a sanciones evitables.

Por ello, queremos destacar 4 errores muy habituales y que llevan acompañados, tarde o temprano, una sanción por parte de la Agencia Tributaria.

4 errores habituales que pueden llevar a sanción

Cuentas bancarias

Desgraciadamente es bastante frecuente que muchos pequeños autónomos no tengan perfectamente separadas sus cuentas bancarias personales de las profesionales. Es decir, utilizan una sola cuenta para los gastos familiares y los gastos e ingresos derivados de su actividad profesional.

Es muy importante dedicar una cuenta solo y exclusivamente a tu negocio. Evitará que Hacienda, al detectar movimientos que “no cuadran”, inicie una de sus temidas inspecciones.

Movimientos y recibos bancarios 

Tu cuenta bancaria es un reflejo permanente de tu actividad. Es muy importante que todos los movimientos que aparezcan en ella, estén debidamente justificados. Especialmente delicados son los ingresos o retiradas de efectivo y, por tanto, en todos los casos deben tener correspondencia con tu actividad.

En caso contrario, revisa tus movimientos para deducir aquellos que sí son perfectamente deducibles, tales como tu cuota de autónomo o seguros relacionados con tu negocio. Debes solicitar, o descargar en tu banca electrónica, justificantes de estos movimientos.

Recuerda que Hacienda y las entidades bancarias cruzan continuamente datos, y que por ello, es muy fácil detectar movimientos que lleven al fisco a una posible sanción.

Facturas y justificantes 

Al igual que en el punto anterior, es fundamental guardar siempre soporte en forma de factura de todos los gastos e ingresos de tu actividad. De esta forma, podrás presentar de una forma correcta tus liquidaciones de IVA e IRPF, y además tendrás toda la información a mano ante una posible inspección.

Errores contables

En este caso, la mayor parte de las veces, sucede que se cometen errores fácilmente evitables si cuentas con los servicios de una asesoría contable. Si no tributa por módulos, un autónomo debe llevar una contabilidad de su actividad de acuerdo a la normativa en vigor y además presentarla a la AEAT. En caso de errores, es muy probable que sea inevitable sufrir alguna multa.

Por todo lo expuesto, en Zamorano Cruz Asesores, contamos con un equipo experto en asesoría contable, que se hará cargo de llevar la contabilidad de tu negocio, y te ayudará en la toma de decisiones en esta materia. Consúltanos tus dudas.

CategoryContable Sevilla

© 2018 Zamorano Cruz Diseño Web: Starenlared